Espacio Pyme

 

«Durante las recesiones, las PyME pierden interés en la oferta de formación profesional» … MITO

«Durante las recesiones, las PyME pierden interés en la oferta de formación profesional» … MITO

8 de cada 10 PyME industriales de todo el país consideran importante una mayor vinculación entre las instituciones de formación profesional y las empresas. Al menos 5 de cada 10 están interesadas en conocer a los estudiantes que cursan su último año en Escuelas Técnicas. Así lo muestran los datos preliminares que surgen a partir de la Encuesta Estructural que FOP está relevando en 2019 y que ya lleva más del 80% de cobertura en el universo de pequeñas y medianas empresas de la industria manufacturera de todo el país.

A los fines de acercar a las empresas con los estudiantes del último año de formación técnica en el nivel medio de cada localidad, FOP lleva a cabo un programa de vinculación que asiste técnicamente a ambos ámbitos (educativo y productivo) en la implementación de las prácticas profesionalizantes normadas bajo la Ley de Educación Técnica Profesional Nº 26.058. Las prácticas profesionalizantes consisten en 200hs dentro del horario escolar durante el último año de cursada de los alumnos, sin ningún costo para la empresa y bajo la protección de un Seguro de Responsabilidad Civil del respectivo Ministerio de Producción provincial.

En el caso del corredor norte de la Provincia de Buenos Aires, territorio donde le programa está siendo desarrollado actualmente, el 70% de las empresas se encuentran atravesando una fase de estancamiento o achicamiento, pero de todos modos la mitad está dispuesta a recibir estudiantes bajo dicha modalidad para que conozcan el hacer cotidiano del ámbito productivo y sus procesos, acordes a la formación específica que reciben en sus escuelas, así como también las empresas pueden conocer el perfil de los jóvenes que se incorporarán al mercado de trabajo el año próximo, conformando la nueva mano de obra calificada.

Sin adecuada formación y sin habilidades blandas y competencias adquiridas en el “saber haciendo”, no será posible ni abastecer la demanda de empleo técnico ni tampoco será posible pensar futuros emprendedores que surgen a partir del conocimiento de la práctica productiva.

Ampliar gráficos: