Novedades

 

Efecto del tipo de cambio en el comercio exterior de las PyME industriales

Efecto del tipo de cambio en el comercio exterior de las PyME industriales

La devaluación del peso argentino contra otras monedas es principalmente un fenómeno que ocasiona suba de costos de materias primas e insumos como así también de precios internos y, por ende, pérdida de poder adquisitivo de los compradores locales de manufacturas. Si no se diera tal traslado a precios, el aumento del tipo de cambio nominal implicaría aumento del tipo de cambio real, y así más PyME podrían participar del negocio exportador.

Justamente, Argentina enfrenta la necesidad de más jugadores locales insertos en el mercado internacional. La estabilidad de tipo de cambio es una condición muy importante para que las PyME ya exportadoras puedan continuar en el mercado internacional, pero un alto nivel de tipo de cambio real (tipo de cambio nominal neto de la relación de precios internacionales y locales) incentiva el ingreso al mercado exportador de nuevas empresas.

En efecto, la mejora de las exportaciones (para las empresas que ya se encuentran operando en el mercado de bienes internacional) resulta una consecuencia menor en comparación a la pérdida de poder adquisitivo de los clientes o el aumento del costo de materias primas.

Es que la porción de ventas que las PyME argentinas colocan en el exterior es similar a la de países desarrollados, mientras que la proporción de estas empresas involucradas en el negocio exportador en muy inferior (Italia 80% vs. 20% Argentina).

Nótese también que la devaluación como herramienta para disuadir la importación de manufacturas competidoras de los productos PyME argentinos prácticamente no tiene relevancia.