Publicaciones

Informe Especial: Efecto del tipo de cambio en el comercio exterior de las PyME

Argentina enfrenta la necesidad de más jugadores locales insertos en el mercado internacional. La estabilidad de tipo de cambio es una condición muy importante para que las PyME ya exportadoras puedan continuar en el mercado internacional, pero un alto nivel de tipo de cambio real (tipo de cambio nominal neto de la relación de precios internacionales y locales) incentiva el ingreso al mercado exportador de nuevas empresas.

Desde hace casi 10 años la economía argentina no crece, se observa un aumento de la actividad los años impares (desde 2011) y una caída en los años pares. Lamentablemente el año 2019 será, al parecer, el quiebre de este patrón ya que se presentará una nueva caída del producto de toda la economía (PBI).

A su vez, esos pequeños ciclos han arrojado una tendencia de estancamiento. Para sostener este estancamiento se observa un deterioro sistemático de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Esto no es otra cosa que una creciente necesidad de divisas, que es la restricción al crecimiento por excelencia de la economía argentina.

El mejoramiento de la balanza comercial (exportaciones menos importaciones de bienes y servicios reales) observado durante 2018 y en lo que va de 2019 responde más bien a un recorte de las importaciones, compatible con un menor nivel de actividad económica (en general, cuando el nivel de ingreso argentino cae, cae también la demanda por importaciones), que al crecimiento de las exportaciones, generando esto el gran interrogante acerca del modo en que podrán conseguirse las divisas necesarias para honrar los compromisos de deuda externa.