Publicaciones

Informe de Coyuntura de las PyME industriales, software y servicios informáticos

Desequilibrios sectoriales en la generación de empleo

El sector manufacturero PyME perdió entre el primer trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019 cerca de 40.000 puestos de trabajo, mientras que el sector Software y Servicios Informáticos (SSI) PyME generó aproximadamente 3.500. En el agregado del segmento de las PyME, la creación de empleo es negativa. Es sabido además que no hay posibilidades de sustitución de empleo entre la Industria Manufacturera y el sector de SSI. Extendiendo el razonamiento, se puede afirmar que el extraordinario crecimiento de la economía del conocimiento no podrá resolver el problema de la desocupación y la pobreza en Argentina. La reactivación de la producción y el empleo en la industria manufacturera, junto con la construcción y el comercio, es imprescindible para la salida de la recesión.

Panorama actual: dos realidades diferentes, menos empleo en el conjunto

Se agravó entre las PyME industriales el escenario de estanflación -recesión con inflación- que comenzó en 2011, tal como se observa para la macroeconomía nacional (con años pares en caída y años impares de expansión, que arrojan para la economía argentina un virtual estancamiento desde aquel año). Los atisbos de mejora del último trimestre del año pasado se desdibujaron en el primero de 2019 y las proyecciones para el trimestre en curso y el tercero no muestran signos claros de recuperación.

En contraste, continúa el crecimiento acelerado de las PyME del sector de Software y Servicios Informáticos (SSI). En la Ciudad de Buenos Aires el crecimiento interanual registrado por FOP es del 37,8% y aumento del empleo del 4,2% (Gráfico 1). Si se proyecta la creación de empleo a nivel nacional, las PyME de este sector han creado aproximadamente unos 3.500 puestos de trabajo en el último año.