Espacio Pyme

 

“Argentina, abundante en recursos humanos”… MITO

“Argentina, abundante en recursos humanos”… MITO

AMPLIAR GRÁFICO

La “alta dificultad” para incorporar recursos humanos con formación universitaria creció del 22% al 32% entre 2005 y 2020, es decir, un aumento del 45% en la proporción de  empresas que no logran conseguir los universitarios que buscan. Esta creciente dificultad para conseguir personal calificado universitario, que a su vez se vio profundizada por la pandemia, es un límite severo a la profesionalización de la gestión en las PyME argentinas y la adopción de nuevas tecnologías en el país.

A la histórica elevada dificultad que manifiestan las empresas para reclutar operarios calificados y técnicos, se suma ahora la también alta dificultad para reclutar personal universitario, en un contexto incluso de baja demanda de trabajo de todos los niveles de calificación.

Los datos de FOP muestran que en 2020 se equiparó la proporción de industrias PyME que buscan operarios calificados y técnicos y personal universitario y tienen altas dificultades para reclutarlos (33% y 32%, respectivamente). Diez años atrás la proporción de empresas en búsqueda de operarios calificados y técnicos que declaraba alta dificultad para conseguirlos era el doble de las que declaraban dificultad para contratar universitarios.

En la actual etapa del cambio tecnológico, con un marcado sesgo hacia los niveles educativos superiores, una mejor y mayor formación -con adecuadas competencias y experiencia- impacta en forma directa en el crecimiento económico y del empleo, así como en la futura reducción de la pobreza y la desigualdad social.

De acuerdo con las investigaciones de FOP, la pandemia profundizó la dificultad para conseguir personal calificado universitario, a la vez que impuso nuevas necesidades de profesionales para el trabajo remoto, nuevas tecnologías, gestión y planificación (Informe Especial. Límites a la profesionalización de la gestión y salto tecnológico: dificultad para incorporar universitarios y nuevas necesidades impuestas por la pandemia).