martes, 19 de abril de 2022

«Evitar una nueva ola de desaparición de empresas» Por Vicente N. Donato. Director Ejecutivo de la Fundación Observatorio PyME

El necesario adelanto de las paritarias, impone la implementación simultánea de una política tributaria diferenciada por tamaño de empresa.


¡Cuidado con el impacto de las necesarias nuevas paritarias sobre las micro y pequeñas empresas! Con un 6,7 % de inflación mensual, ya sabemos como termina la carrera precios-salarios. Los empresarios y los sindicatos necesitan iniciar la negociación con información compartida y homologada.


El costo real del trabajo es mucho mayor en las empresas menores porque los convenios colectivos sectoriales no son sensibles a las grandes diferencias de productividad entre los distintos tamaños de firmas. Esta es la principal razón por la cual el 80% de la informalidad laboral se concentra en las empresas de menos de 10 ocupados y de la débil creación de empleo en este segmento empresarial, que en todo el mundo genera la mayor cantidad de puestos de trabajo.


En Argentina, con este nivel de inflación, con paritarias insensibles al tamaño de las empresas y contribuciones patronales uniformes por tamaño, estamos arriesgando una nueva oleada de desaparición de empresas, que ya son muy, muy pocas.


Si se quiere mantener un convenio colectivo uniforme por sector de actividad sería necesario que el Gobierno disminuya simultáneamente, y de modo urgente, la carga fiscal sobre estas empresas y no las moleste en este momento con inoportunas presiones fiscalizadoras, que se recomienda postergar para cuando la economía atraviese un vigoroso proceso de crecimiento y baja inflación.


Sabemos que la solución definitiva para uniformar el costo real del trabajo entre los distintos tamaños de empresa sería la convergencia de productividades entre las firmas de distintas dimensiones, pero esto puede llevar varios años. Y en el largo plazo estamos todos muertos, como dijo el célebre economista J. M. Keynes.


La diferenciación de la política tributaria por tamaño de empresa es la mejor solución que podría brindar el Estado para acompañar las negociaciones paritarias y así promover el crecimiento de la actividad productiva en el actual escenario de amenaza de estanflación. Se perfilarían así, las condiciones necesarias para consolidar la reactivación y la creación de miles de puestos de trabajo formales.


Esto no implica abandonar una política pública orientada a lograr una mayor convergencia de productividades entre los distintos tamaños de firmas a través de la promoción de la inversión en capital físico, tecnología y recursos humanos en las empresas menores.


En síntesis, cuidado con la negociación paritaria sin nuevas medidas de acompañamiento del Estado: un ojo puesto en la coyuntura y otro ojo puesto en el horizonte.

czNmcy1wcml2YXRlL3Jhd3BpeGVsX2ltYWdlcy93ZWJzaXRlX2NvbnRlbnQvbHIvay05LWNvLTE3MzViLmpwZw.web