viernes, 19 de septiembre de 2014

Informe de Coyuntura de las PyME Industriales, 2º Trimestre.

Tras la devaluación de enero, la suba de precios y costos unitarios de producción en las PyME industriales se desaceleró hasta estabilizarse en valores similares a los de 2013. No obstante, el ritmo de incrementos continúa en niveles elevados, traduciéndose en aumentos interanuales del 40% en materia de precios y en valores más elevados para los costos de producción.


Si bien una corrección brusca en el tipo de cambio impacta directa e indirectamente en los precios (a través de su dependencia por importaciones y por el aumento de la incertidumbre), el comportamiento de los mismos obedece propiamente a la inercia inflacionaria que en última instancia se corresponde con el exceso de pesos en circulación, producto de la estrategia de financiamiento del déficit fiscal con emisión monetaria y la escasez de instrumentos de ahorro. La marcha de la economía que tiene un déficit fiscal con perspectivas crecientes, que incluye cierto descontrol monetario, una restricción activa en las cuentas externas y la ausencia de financiamiento internacional contribuirán a profundizar esta dinámica en la suba de precios y costos, erosionando la competitividad de las PyME y ocasionando problemas organizativos internos.

czNmcy1wcml2YXRlL3Jhd3BpeGVsX2ltYWdlcy93ZWJzaXRlX2NvbnRlbnQvbHIvay05LWNvLTE3MzViLmpwZw.web