Publicaciones

Inserción internacional y competencia local en el segmento de las PyME manufactureras.

 

El desempeño exportador PyME observado durante 2015 consolidó la tendencia desfavorable de los últimos 5 años: una proporción cada vez menor de sus ventas a los mercados internacionales y, simultáneamente, una disminución de la cantidad de PyME exportadoras. Este desempeño exportador negativo fue acompañado (¿producido?) por una impresionante apreciación cambiaria, que comenzó en el año 2007 y se profundizó a partir de 2009.

Los datos relevados anualmente por FOP muestran que, entre 2009 y 2015, la proporción de firmas pequeñas y medianas industriales que destinan parte de su producción al comercio exterior disminuyó del 31% al 19%. Esta disminución fue aún más marcada entre las PyME exportadoras más consolidadas que colocan en el mercado internacional más del 5%: 22% en 2009 frente a 12% en 2015. Este dato constituye una verdadera debacle exportadora, nunca antes vista ni en el período 1999-2002. También la proporción de ventas que se destinan al mercado internacional ha disminuido: en 2010 (máximo de la última década) se trataba del 22% mientras que en 2015 sólo se colocaba en el exterior el 14% de las ventas totales de las firmas exportadoras.