Publicaciones

Informe de coyuntura de las PyME industriales y servicios informáticos

Las cantidades vendidas de las PyME manufactureras cayeron 2% durante el segundo trimestre del año (en relación al primero), quebrando la trayectoria de reactivación, sin ocupación, que había iniciado exactamente un año atrás en julio 2017. El bajísimo nivel de partida y la fuerte aceleración que le imprimieron al segmento las PyME medianas durante el segundo semestre de 2017, explica que la producción industrial del conjunto de las PyME sea hoy 4,5% superior a la registrada durante el mismo período del año anterior.

El desenlace negativo de este último trimestre fue realmente sorpresivo, ya que se presentó luego de tres trimestres de crecimiento de la producción. La caída de la confianza de los empresarios PyME (ICEPyME) fue realmente muy fuerte a partir del mes de abril y acumuló una caída trimestral del 24%, exactamente igual a  la registrada durante el peor momento de la crisis financiera internacional (tercer trimestre de 2008).

La devaluación tuvo su impacto positivo, protegiendo a la industria local de la desmedida presión importadora que genera una moneda local sobrevaluada. En efecto, la presión importadora dejó de aumentar durante el último semestre. Sin embargo, también tuvo su impacto negativo en los costos de las empresas, vía el incremento de los precios de los insumos importados y de aquéllos nacionales pero internacionalmente comercializables.

Como consecuencia de la devaluación, actualmente el problema más difundido es el incremento del costo de las materias primas, que afecta actualmente al 87% de las empresas, contra el 63% durante el mismo trimestre del año pasado. Pero el problema que más drásticamente vio aumentar su difusión durante el último año es el de las dificultades de financiamiento, que se incrementó en un 78%, pasando del 28% durante el segundo trimestre de 2017 al 50% en el segundo trimestre de este año.

 

La Coyuntura de las PyME de SSI de CABA - FOP II Trimestre 2018